El filósofo y el emperador

 Diógenes de Sínope fue un filósofo heleno de la escuela cínica (413/2-323 a.C.) del cual no nos ha llegado ninguna obra pero sí numerosas anécdotas, de las cuales la más famosa es la siguiente:
Estando un día Diógenes en sus cosas, (vivía en la calle, en una tinaja), se le acerco Alejandro III de Macedonia, más conocido como el Magno, y se le presentó:
-Soy Alejandro Magno.
-Y yo Diógenes el cínico.
Alejandro, que admiraba al filósofo y lo consideraba un hombre sabio, le dijo:
-Pídeme lo que desees.
A lo que Diógenes respondió:
-Apártate, que me quitas el sol.
A Alejandro le impresionó su comportamiento y se cuenta que dijo que si no fuese Alejandro le gustaría ser Diógenes. (La estima de Alejandro hacia sí mismo era algo elevada, pero esa es otra historia).

En el libro VI de la obra: Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres de Diógenes Laercio, podéis echarle un vistazo a la biografía de este peculiar personaje.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.