Cosas que NO debes decir a un historiador del Arte

En este blog, así como en nuestras redes sociales, hemos hecho abundantes bromas en relación a la Historia del Arte como disciplina científica. Pero hoy queremos hacer justicia, y hemos decidido abordar el tema. De los creadores de “Cosas que nunca debes decir a un historiador” llega “Cosas que NO debes decir a un historiador del Arte”, una recopilación basada en vuestros propios tuiters:

1. La historia del arte es una ciencia auxiliar de la Historia.

2. ¿Qué es el Arte? ¡Morirse de frío! JAJAJAJAJA (es posible que no seas el primero que haga el chiste).

3. ¿Estudias historia del arte? ¡Qué bonito! (Sí, saben que es bonito, quizá ese sea uno de los motivos para estudiarlo, pero si encima lo haces con tono de condescendencia... viene a ser un "qué bonito, pero yo prefería algo con salidas").

4. ¿Joaquín Yarza? ¿Quién es ese? ¿Panofsky? No me suena… (Aunque no lo sepas, asiente como si lo supieras).


5. ¿Estudias historia del arte? ¿Y pintas?

6. ¿Historia del arte? O sea, Bellas Artes, ¿no?

7. ¡Anda! ¡Eso lo di yo en segundo de bachiller! (Sí, no dudamos que lo dieses, pero también diste matemáticas y biología en la ESO y no se lo dices a un matemático o un biólogo, ¿verdad?)

8. —Tengo muchas páginas que estudiarme... 
—¡Claro, pero la mitad son imágenes! (si crees que solo estudian imágenes, es mejor que no sigas hablando, date la vuelta y huye).
Sí, es un ojo de vaca. Si no te habías dado cuenta hasta ahora, tienes un problema.

9. Como el museo es muy grande y no vamos a tirarnos aquí todo el día, ¿te parece si vamos directamente a lo importante? (¿Lo más importante? Sabrás tú qué es lo más importante...)

10. Subrealista (ni lo digas, ni lo escribas).

11. Arte se puede considerar hasta el Barroco, después ya... (claro, porque el arte contemporáneo no es Arte, ¿verdad? Ya no solo la pintura, arquitectura, escultura, etc., sino el cine, la fotografía, performances, etc.).

12. Y esto, ¿de cuándo es? ¿De quién es? ¿Qué significa? Delante de un cuadro/escultura/edificio/pintura/grabado/etc. al azar (son historiadores del arte, pero también son humanos, no tienen por qué conocer TODO lo que se ha hecho en el mundo).


Bonus track: algunas cosas que SÍ debes decir:

- En contra de lo que dice el último punto, cuando te acompañe un historiador/a del arte en una exposición y se detenga frente a una obra con esa cara de felicidad contenida, tus palabras deben ser: “Venga, te dejo que me la expliques”.

- Suntuoso. Utiliza esta palabra siempre que puedas.

9 comentarios:

  1. Qué divertida es la entrada de hoy. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me ha puesto los pelos como escarpias..., esas aseveraciones llevo oyéndolas desde que empecé a estudiar Historia del Arte y, o te convierten en un "dios", que debe saberlo todo y de todo o te miran con conmiseración y lees en sus ojos "pobrecilla" En fín, que no me mola nada, nada.... ;-)

    ResponderEliminar
  3. Todo genial. Pero me asalta una dura existencial y como historiadora del arte no puedo quedarme con ella: ¿qué diferencia hay entre una Maiestas Domini y un Pantocrátor? ¿Hay por ahí algún alma caritativa que me la solucione? Ando perdida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que yo sepa, Maiestas Domini es el nombre con el que se denomina al Pantocrátor en la cultura occidental, siendo más utilizado el término Pantocrátor en la iglesia ortodoxa y en el catolicismo oriental, pero en esencia es lo mismo.

      Eliminar
    2. Tanto Pantocrator como Maiestas Domini son la figura de Dios o Cristo en el arte bizantino y románico, y muestra a un Dios todopoderoso dentro de una mandorla, sostiene las Sagradas Escrituras con la mano izquierda, bendice con la mano diestra y suele representarse de figura completa (a veces solo el busto, sobre todo en capiteles). Si es Dios, tiene en sus rodillas a Cristo. El pantocrátor suele estar en los tímpanos o en las bóvedas del ábside de las iglesias. Suele ir acompañado del Tetramorfos.

      El Pantocrátor es el término griego para referirse a la figura de Dios, en el que aparece solo el busto, y que provenía de los templos de África, Istambul, hasta más o menos Marruecos, incluyendo alguna zona de Italia.

      El Maiestas Domini es un término en latin que significa Cristo en Majestad, donde además de ser representado de cuerpo completo,tiene varios elementos iconográficos más: está sentado sobre la bóveda celeste, tiene el alpha y el omega a sus lados, y también aparece el cordero.

      Esto a grandes rasgos, vaya. Espero haberte ayudado.

      Eliminar
    3. Muchas gracias, Noelia. Eso es también lo que yo creo.

      Eliminar
    4. No te he entendido muy bien, Alexander. Hasta lo que yo sé, si nos ponemos puristas el Pantocrátor sería la representación bizantina del Todopoderoso, pero Cristo, no Dios, en el Juicio Final, siempre de busto, en los fondos de ábsides o cúpulas, bendiciendo con la mano derecha y con el rollo o libro en la izquierda, abierto para indicar que todavía no se ha celebrado el Juicio Final, o cerrado para indicar que éste a ha tenido lugar. Pero siempre es Cristo, de ahí que su nimbo sea crucífero y que frecuentemente aparezca también el Alfa y el Omega, en relación a lo que Él mismo dice de que es el principio y el fin.
      En la Edad Media occidental este Cristo del Juicio Final evoluciona a un Cristo en Majestad, triunfante, de ahí lo de “Maiestas Domini”, una mezcla de las iconografías del Pantocrator bizantino y del Cosmocrator paleocristiano, el que gobierna el Cosmos, sin relación con el Juico, inspirado en la iconografía imperial romana y bizantina, que puede aparecer en trono, sobre el globo terráqueo o sobre el arcoíris y suele portar el Libro de la Ley y una corona como símbolos de poder. Y como a esta mezcla también se la conoce simplemente como Pantocrátor, deduzco que Pantocrátor y Maiestas Domini son lo mismo ¿no crees?

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.