Desvirgadores de Guam

“Cuando el trabajo es un placer la vida es bella. Pero cuando nos es impuesto la vida es una esclavitud.”
Máximo Gorki (1868-1936)

Chica guameña. Fuente: Wikipedia
Si la frase con que iniciamos esta entrada es cierta, la vida en la isla de Guam debe ser maravillosa. Esta isla del Pacífico, que antaño perteneció a España, pasó a manos de Estados Unidos en 1898, y hoy es uno de los 17 territorios no autónomos que controlan las Naciones Unidas, que la reconocen como un estado no incorporado de los Estados Unidos de América.
Estadounidenses o no, lo cierto es que los guameños tienen (o gozan de) una de las leyes más extrañas del mundo: está completamente prohibido contraer matrimonio si la mujer es virgen en el momento del casamiento. Exacto, es casi lo contrario a lo que “se espera” en los matrimonios del resto del mundo. En cualquier caso, en una sociedad tribal como la guameña, en la que son habituales los matrimonios por contrato y demás relaciones de conveniencia, es bastante común que la parte masculina se interese por encontrar a una mujer ya desvirgada. Y es por este motivo por el que existe el oficio de “desvirgador” en la isla de Guam.
Estos devirgadores son los encargados de romper el himen de las jóvenes guameñas por medio, obviamente, de una relación sexual (satisfactoria o no). Y por supuesto, no trabajan por amor al arte, cobran a la familia por sus servicios. Esta tradición, que se remonta siglos atrás, aún pervive en la isla, y son muchos los hombres que se dedican (más en cuerpo que en alma) a esta labor.
Podría pensarse, con todo, que las guameñas requieren de este tipo de servicios por no contar con los suficientes encantos para atraer a miembros (entiéndase como se quiera) del sexo opuesto. Sin embargo, lo cierto es que las mujeres de Guam son reconocidas por su extraordinaria belleza.
Habrá algún interesado en saber dónde hay que echar el currículo, y sobre todo, qué hay que poner, sin embargo, pese a todo lo que hemos buscado (que no ha sido poco), no hemos hallado la manera de hacerlo…

“Dichoso es aquel que mantiene una profesión que coincide con su afición.”
George Bernard Shaw (1856-1950)


3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Mas de uno trabajaria en eso gratuitamente 😀

    ResponderEliminar
  3. Mas de uno trabajaria en eso gratuitamente 😀

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.