¿Para qué sirve estudiar mitología? - Daniel Torregrosa publica libro


«¿Para qué sirve estudiar mitología?». Esta es la terrible pregunta con la que nos topamos recientemente en un aula. Terrible porque quienes nos dedicamos a disciplinas humanísticas sabemos bien que cuando un alumno se plantea la utilidad de una materia, el docente siente que ha fracasado, que no ha sabido transmitir. Pero es que a veces el profesor debe hacer frente a todo un sistema que se empeña en dividir las disciplinas en útiles e inútiles, en productivas e improductivas, y que tacha a quienes se dedican a las Humanidades de talentos desperdiciados, cuando no de vagos.
La alumna que planteó aquella pregunta no lo hizo a mala fe, no podemos recriminarle nada, es tan solo el reflejo de ese sistema. Ante estas situaciones, algunos docentes solemos quedarnos mudos, y nuestro silencio no hace más que redundar en la misma idea. Así que tratemos de dar una respuesta: ¿tiene realmente alguna utilidad estudiar historias inventadas por gentes del pasado?
La mitología no es otra cosa que el conjunto de relatos ficticios elaborados por un pueblo o una cultura para dar una explicación a los fenómenos naturales y la propia existencia.
En efecto, se trata de historias inventadas, protagonizadas por personajes inventados que realizan acciones inventadas. Poco o nada es cierto en esos relatos, al menos en la medida en que pretenden ofrecer una explicación a esos fenómenos. Sin embargo, encierran realidades rigurosamente ciertas: los sentimientos, las pasiones, los valores, los miedos, las esperanzas y las emociones de quienes los crearon.
Quizá por deformación profesional nosotros en un mito vemos más allá de la historia que relata, en él vemos reflejadas las formas de pensamiento de culturas y tiempos remotos: vemos la misoginia encarnada por un dios, la concepción de la guerra en otro, la imagen que de la madre tenían en otra diosa, los vicios y placeres ocultos en tal personaje... Vemos en ellos los arquetipos y los modelos de personalidades de seres humanos que vivieron hace tantísimos años, que carecemos de otros medios para entender cómo pensaban.
Un mito podía, además, servir para inculcar los valores y principios morales de una cultura en sus jóvenes generaciones sin necesidad de recurrir a la lógica, la razón o juicios críticos. Podría, por tanto, pensarse que la mitología es lo opuesto a la ciencia, y de hecho los primeros filósofos, y también primeros científicos, lo fueron en la medida en que cuestionaron la realidad de estos relatos recurriendo al logos. Y sin embargo encontramos continuas alusiones a la mitología griega y romana en la astronomía, en la química, en la física... ¿por qué? ¿Qué explicación tienen esas alusiones?
En realidad toda esta reflexión no era más que un circunloquio para anunciar una buena nueva: nuestro científico, y sin embargo amigo, Daniel Torregrosa, ha publicado un libro: Del mito al laboratorio. La inspiración de la mitología en la ciencia.
Daniel es químico, y durante años ha estado demostrando que ese debate de Ciencias o Letras está obsoleto, y lo ha hecho hablándonos de la mitología. Ha dedicado buena parte de su trabajo como divulgador a hablar de la influencia de la mitología en distintas disciplinas científicas a través de diferentes medios de comunicación, pero el libro era para él una tarea pendiente que al fin ha visto la luz. Tanto si te gusta la mitología como si te gusta la ciencia, estamos convencidos de que el libro te gustará (y si te gustan las dos, te chiflará).
Estará a la venta a partir del día 26 de noviembre, y formará parte de la colección 'Arca de Darwin' de la editorial Cálamo.
Al igual que reflexionando acerca de la utilidad de la mitología nos encontramos, de pronto, hace muchos siglos con científicos y filósofos que no es que fuesen de la mano, sino que eran la misma cosa. En este libro nos vamos a encontrar las ciencias y las letras unidas, lo productivo y lo improductivo, lo útil y lo inútil, para descubrir que quizá algunas de estas cosas no sean tan improductivas ni inútiles, y, más aún, que lo uno le debe mucho a lo otro.
Y si estamos tan convencidos de ello es porque conocemos la trayectoria y la labor de Daniel Torregrosa como divulgador y tenemos una fe ciega en él. Así que desde aquí le deseamos todo lo mejor con este nuevo proyecto y os animamos a abarrotar las librerías desde el mismo día 26 para encargar vuestro ejemplar.


Daniel Torregrosa (fuente: ubu,es)
------

APOYA A AD ABSURDUM:

Si lees nuestro blog, nos escuchas en radio o sigues nuestra actividad de la manera que sea, y además resulta que te gusta, puedes apoyarnos ahora mejor que nunca adquiriendo nuestros libros, Historia absurda de España e Historia absurda de Cataluña (pincha en el título para saber más). 


Por cierto, ahora también te puedes apuntar a nuestra lista de correo para que te lleguen todas las entradas y algunas que otras sorpresas (en la columna de la derecha, arriba).

3 comentarios:

Con la tecnología de Blogger.