Cleopatra y su bukkake histórico

Elizabeth Taylor como Cleopatra
Cleopatra VII fue la última reina del Antiguo Egipto y, sin lugar a dudas, la mujer más conocida de aquella civilización. En la actualidad se ha convertido en todo un icono valorado por sus dotes de mando, sus habilidades diplomáticas o su belleza, entre otras cosas. Pero lo que hoy nos interesa es su vida sexual, y es que Cleopatra también es reconocida como un personaje cargado de sensualidad, haciéndola protagonista de un sinfín de relatos eróticos más o menos fundamentados. Varias fuentes subrayan su belleza, y no en vano fue capaz de captar la atención de enormes personajes como Julio César o Marco Antonio. Sin embargo, la mayor parte de la culpa de la idea que hoy tenemos de ella la tienen las pinturas románticas y, como siempre, el cine y la televisión: Angelina Jolie, Katy Perry o la actriz porno Belladonna la han encarnado, aunque Elizabeth Taylor es el mejor ejemplo, que le arrebató a Lola Flores el honor de interpretar a la reina de Egipto, precisamente a La Faraona (nótese la paradoja).
Pero hoy nos interesa un episodio que hemos encontrado repetido en muchos blogs sobre anécdotas y curiosidades históricas: Cleopatra practicó un bukkake con las tropas romanas. Vale, vale, vamos poco a poco (eso debió pensar ella): el caso es que la femme fatale egipcia (aunque era tan egipcia como Lola Flores, porque era griega) aparece citada en algunos sitios con el pseudónimo de Merichane, es decir, la boca de los diez mil hombres. No sabemos si este apodo se lo ganó antes o después de su gran gesta sexual, acaecida durante una fiesta a la que invitó a cien generales romanos. Reunidos allí, fueron agasajados con todo tipo de viandas y bebidas alcohólicas, pero el mejor homenaje fue el que ofreció la propia reina, que se prestó a complacerlos oralmente.
Los blogs consultados coinciden en una cita textual extraída de Heródoto y que describe el ritual sexual de la siguiente manera: Cada uno de los generales, luego de ser agasajados oralmente por la anfitriona, depositaron sus jugos seminales en una gran cáliz de oro, que después fue bebido por la soberana.
Esta práctica es denominada normalmente bukkake, y los usuarios del porno (es decir, el 100% de la población) la reconocerá, pero por si acaso explicamos: consiste en realizar lo que se describe en el párrafo anterior, es decir, eyacular en grupo sobre una persona o sobre un recipiente que posteriormente es bebido por esa persona. Se trata de una práctica cuyos orígenes se encuentran en Japón, donde se empleaba como castigo a una mujer infiel. Aunque en este caso suponemos que Cleopatra no pretendía ser castigada, sino honrar a sus invitados colmándolos de placer.
Manipulación de un dibujo de Luis Quiles
Siendo nuestro blog del tipo que es, nada nos gustaría más que confirmarla y compartir este absurdo con vosotros, sin embargo, esta historia es falsa. La encontraréis una y otra repetida en blogs, foros e incluso revistas de divulgación (cutres, claro), pero no tenemos prueba alguna de que esto sea verdad. Y, aunque algunos ya habréis caído en la cuenta, os damos la clave: la fuente empleada es Heródoto, que no pudo escribir tal cosa sobre la reina egipcia, y no porque fuera especialmente discreto, sino sencillamente porque vivió varios siglos antes que ella. Heródoto murió alrededor del año 425 a. C. y Cleopatra nació en el 69 a. C.. De hecho, son muy escasas las referencias a Cleopatra en las fuentes clásicas, y el único que profundiza en ella es Plutarco, que, para ahorraros trabajo, no recoge este pasaje ni ninguno similar.
A lo que sí os animamos es a realizar una búsqueda de esos “divulgadores históricos” que se refieren a este episodio para que os riáis un rato y disfrutéis del auténtico bukkake: el que ellos le han hecho a la ciencia (y el que más de uno se merece como castigo). Convendría ahora hacer una reflexión acerca de lo fácil que es a día de hoy hacer correr un bulo histórico a base de copiar y pegar sin contrastar información, o incluso pensar en cómo se ha escrito la Historia desde la Antigüedad, pero eso ya lo dejamos para otro día.
El auténtico bukkake es el que le han hecho a la Historia
------

APOYA A AD ABSURDUM:

Si lees nuestro blog, escuchas los podcast o sigues nuestra actividad de la manera que sea, y además resulta que te gusta, puedes apoyarnos ahora mejor que nunca adquiriendo nuestra nueva obra, Historia absurda de España (pincha en el título para saber más). 
Por cierto, ahora también te puedes apuntar a nuestra lista de correo para que te lleguen todas las entradas y algunas que otras sorpresas (en la columna de la derecha, arriba).
¡Gracias!

3 comentarios:

  1. Igualito que el aceite de sésamo negro, que dicen que aparece en Hipócrates y mirando, remirando y vuelto a mirar, no aparece ná e ná. Eso sí, el aceite ese es caro de cojones.

    ResponderEliminar
  2. Igualito que el aceite de sésamo negro, que dicen que aparece en Hipócrates y mirando, remirando y vuelto a mirar, no aparece ná e ná. Eso sí, el aceite ese es caro de cojones.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.