Murcia y los nacionalismos

En menudo berenjenal nos vamos a meter ahora mismo...


Hace algún tiempo ya os argumentamos nuestra teoría sobre la identidad cultural murciana basada en la indeterminación. Sin embargo, ¿existe un nacionalismo murciano? Pues sorprendentemente la respuesta es sí. Permítasenos para estos usos emplear indistintamente los términos "nacionalismo" y "regionalismo", aunque claro está que no son lo mismo, para lo que queremos demostrar nos valen por igual.
El nacionalismo murciano
El nacionalismo o regionalismo murciano es el movimiento que reivindica el reconocimiento de la identidad y la entidad cultural e histórica murciana desde una perspectiva política. Aunque suele relacionarse con el movimiento cantonal, lo cierto es que el nacionalismo murciano alega antecedentes que se remontan a la Edad Media e incluso la Historia Antigua o la Prehistoria. Pero ¿cómo se ha reflejado esto en la política? En 1982 nació el Partido del País de Murcia, con sede en la Calle Mayor de Espinardo, promovido por ilustres personajes de la región, y que se definía como "democrático, murcianísimo y nacionalista". Pero este era el primero de toda una serie: en 1986 irrumpía el Partido Regionalista Murciano, en 1990 el Partido Murcianista (que por cierto propuso una bandera nueva que coincide con la de Gabón), en 1993 aparecía el más radical Nueva Región, en 1999 la Unión de los Pueblos de Murcia, y por último la Unión Democrática de la Región de Murcia. Por supuesto, también hay que contemplar aquí el Partido Cantonal, mucho más antiguo, fundado en 1977 y que llegó a tener representación parlamentaria; sin embargo, tenía un carácter más local, dirigido a la autodeterminación de Cartagena. En la actualidad esta corriente de pensamiento estaría representada únicamente por el Club de Accionariado Popular Ciudad de Murcia y, sobre todo, por la Asociación Jarique.
Pero... ¿es Murcia nacionalista? Pues, a juzgar por los resultados electorales obtenidos por estos partidos, no. Salvo el Partido Cantonal, el resto no obtuvieron representación en la Asamblea Regional. Tan solo el Partido Murcianista y la Unión Democrática de la Región de Murcia obtuvieron hasta 12 concejales en el total de municipios de la región entre 1991 y 2007.

Murcia y otros nacionalismos
Todo lo anterior nos lleva a ese tópico del murciano como enemigo de nacionalismos, la antítesis española de Cataluña o el País Vasco, pero Murcia es tan especial, que hasta esto puede contradecirlo como ya hizo la localidad de Ojós (Murcia) donde ganó unas elecciones CiU. Para demostrarlo, nuestro equipo ha hecho el esfuerzo de recopilar los datos que el Ministerio del Interior alberga sobre las elecciones europeas celebradas en la Región de Murcia, y hemos hecho un ejercicio de auténtica metodología histórica al servicio del absurdo, cuyo resultado podéis ver en la siguiente gráfica:
Votos totales a opciones regionalistas o nacionalistas, no se han incluido los datos de opciones de grandes coaliciones nacionalistas como La Europa de los Pueblos, de lo contrario, el número de votos sería mucho mayor.
En la gráfica, elaborada con datos completamente verídicos y que podéis comprobar aquí, queda evidenciada la solidaridad de los murcianos con las causas nacionalistas y regionalistas de toda España, a excepción de la propia. Mientras la causa vasca obtenía el apoyo de 1309 murcianos en las europeas de 1987, o la catalana 835 votos en 1994, la murciana nunca tuvo siquiera una opción. Cualquier opción (andaluza, extremeña, aragonesa, incluso canaria) ha contado con el apoyo de una parte, por mínima que fuera, de la ciudadanía murciana, sin embargo, la línea amarilla se mantiene fiel al valor 0 (aunque no descartamos la naturaleza anarquista del nacionalismo murciano). La solidaridad murciana con las otras causas nacionalistas es de tal calado, que en 1987 Herri Batasuna fue el décimo partido más votado, y en 1999 CIU también entró en el puesto noveno.

En fin, desconocemos si Murcia tiene o no razones para ser nacionalista o para apoyar nacionalismos ajenos, pero, en cualquier caso, lo que está claro es que los murcianos somos panmurcianistas, y queremos recuperar territorios de Alicante, Albacete, Almería o incluso Granada. Y es que no olvidemos que Murcia tuvo un pasado glorioso (o aún más glorioso), y si no, os recordamos nuestra reflexión sobre Murcia: la historia que nos robaron.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola chavales, en la actualidad está "naciendo" otro partido regionalista, al que han intentado atraerse al expresidente Garre, tras sus desaires con el PP, aunque este ha dicho que rechaza la oferta. También creo que no habéis nombrado a Coalición Ciudadana Regional (CCR) que se presentó a las elecciones en 2007 y que agrupaba distintos partidos localistas entre ellos MC de Cartagena. La existencia del regionalismo y el nacionalismo en Murcia es un hecho aunque de momento tiene poco apollo popular. Un saludo.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.