6 frases que nunca se dijeron en la película

En la historia del cine nos encontramos muchas frases que se han convertido en sentencias y expresiones recurrentes empleadas por una enorme masa de la población, sin embargo, algunas de ellas, por extraño que parezca, no se dicen en ningún momento en la película de la que supuestamente fueron extraídas. 
Portales como telegraph.co.uk o lovefilm.com han recopilado algunas en inglés, y publico.es se ha referido a ellas en un artículo. A continuación os presentamos algunas de las más emblemáticas en castellano:

1. Tócala otra vez, Sam - Casablanca
Probablemente una de las frases más conocidas del cine, atribuida a la película Casablanca, sin embargo, por más que veas la película una y otra vez, no la escucharás en ningún momento. Lo más parecido es: "Tócala Sam, toca". No obstante, existe una posible explicación a la confusión: Woody Allen estrenó en 1972 una obra titulada Play it again, Sam, en la que el protagonista se comunica con un Humphrey Bogart imaginario. Y es que la frase más parecida que pronuncia Bogart en Casablanca es: "La tocaste para ella, tócala para mí. Si ella la resistió, yo también. Tócala".

2. Luke, yo soy tu padre - La Guerra de las Galaxias
La frase en el doblaje castellano es prácticamente igual, pero en ningún momento dice "Luke", sino que dice "no". De forma que la frase original es: No, yo soy tu padre.

3. Que la fuerza te acompañe - La Guerra de las Galaxias
Seguimos con la misma saga con otro fenómeno curioso: si que es verdad que episodios posteriores de la saga han incluido la expresión "Que la fuerza te acompañe" en boca de muchos personajes, sin embargo, aunque mucha gente cree recordar que la primera vez que se pronuncia esta frase es un momento en que Obi Wan Kenobi la dice a Luke Skywalker, esto no es cierto, porque en ese momento la frase original es: "La fuerza siempre estará contigo".

4. Espejito, espejito... - Blancanieves y los Siete Enanitos
En esta ocasión la confusión proviene del cuento, en el que sí que dice "Espejito, espejito mágico en la pared dime una cosa, ¿quién es entre todas las damas de este reino la más hermosa?", sin embargo, en la película de Disney no se hace mención alguna a esta frase. Los que seáis de nuestra generación recordaréis que en realidad era: "Esclavo del espejo, sal de la oscuridad, ven a mí del más allá, a través de los vientos y del fuego yo te conjuro. Muestra tu rostro, ya. [...] Tan solo dime, una cosa, ¿quién es en este reino la más hermosa?." Los más jóvenes quizás recordaréis esta otra versión:

Tampoco en la segunda ocasión que consulta al espejo dice "Espejito, espejito", sino "Dime espejo una cosa, ¿quién es ahora en este reino la más hermosa?"


5. Francamente, Scarlett, me importa un bledo - Lo que el viento se llevó
Otra de las frases más conocidas del cine. Le ocurre algo parecido a la de La Guerra de las Galaxias, ya que en ningún momento se refiere a Scarlett, sino que dice "querida". Pero además, si bien es cierto que en inglés dice "I don't give a damn", en el doblaje castellano no dice en ningún momento "me importa un bledo", sino "eso no me importa". La frase real entonces es: Fracamente, querida, eso no me importa.


Por cierto, otro error en esta misma película es la idea de que el film termina con Escarlata o Scarlett diciendo "A Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre". En este caso no es que esta frase no se pronuncie en la película, sino que sencillamente la película acaba en realidad con esta otra frase: "Mañana será otro día".

6. No siento las piernas - Rambo
Pocas frases son tan emblemáticas de una película como lo es esta de la serie Rambo. Sin embargo, la revista Quo advierte: la frase "no siento las piernas" no aparece en ningún momento en esta película, sino que la pronuncia en realidad el actor John Savage en El Cazador.



Y con esto nos despedimos hasta la próxima, ¿conoces alguna otra frase que no se dijera en la película? Déjanosla en los comentarios o en nuestro Facebook o Twitter.


Referencias:


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.