20 cosas que debes saber si estudias Historia

En los primeros días del nuevo curso, en Ad Absurdum nos hemos propuesto orientar un poco a los estudiantes de Historia, especialmente a los más novatos. Así que aquí os dejamos algunos consejos e ideas que debéis conocer:

1. Olvida tu físico apolineo: horas sentado estudiando y leyendo harán estragos en tu cuerpo. Las ingentes cantidades de azúcar para hacer frente a las horas de estudio, y los pan pizza y croissants de jamón york y queso de la cafetería no ayudarán.
Antes de la carrera VS
Después de la carrera

2. Tu gimnasio será el yacimiento. No dejes pasar la oportunidad de ir a una excavación arqueológica. Nunca volverás a trabajar tanto en tu vida, pero será una de esas experiencias que siempre recordarás, una especie de "minierasmus".

3. Cuidado con volverte muy quisquilloso con el cine histórico: tus quejas sobre la armadura de ese soldado romano, o sobre los términos y conceptos que no existían en la Edad Media, te pueden costar amistades e incluso relaciones.
4. Pauly Wissowa y Année Philologique no son dos actrices porno. Seguramente pasarás mucho tiempo pensando en ellas, pero no te darán tantas satisfacciones.


Cuesta creerlo, pero esto no es una puta piedra.
5. Los Annales también pasarán a formar parte de tu vida. Pero tampoco en el sentido que estás pensando. O sí, depende de cómo lleves eso de que te den por culo.

6. Asegúrate de llevar una tablet, portátil o móvil a clase. Las redes sociales y los lectores digitales te permitirán hacer algo útil mientras el profesor habla.

7. Adáptate al carácter de los profesores, empatiza con ellos. Acostúmbrate a la que habla como si estuviera en el siglo XIX (probablemente porque ella lo cree sinceramente) y al que no deja ni un espacio libre en sus powerpoints. Recuerda siempre que tantos años de investigación pueden acabar volviéndote completamente loco y, a fin de cuentas, el día de mañana quizá seas uno de ellos.

8. Tranquilo, no eres inútil si estás en el último curso de carrera y aun no sabes cómo se hace la matrícula. Y esto te pasará estudies Historia, Veterinaria o Administración de empresas.

9. Cuando no sepas qué es un objeto di que es ritual o votivo. Todo el mundo pensará que tienes amplios conocimientos en Prehistoria y Arqueología, pero lo cierto es que no tienes ni puñetera idea.

Juan de Austria
10. La Real Academia de la Historia es todo lo contrario a lo que tú debes ser como profesional.

11. Te deprimirás al descubrir que Juan de Austria lideró a las fuerzas de la Santa Liga en Lepanto con 24 años o que Alejandro conquistó Persia con 20, y que tú con la misma edad estás sentado estudiando lo que ellos hicieron.

12. Usa palabras y conceptos pedantes como "apotropaico" o "estado tapón", te harán parecer intelectual y te darán puntos en los exámenes. Pero recuerda buscarlas en glosarios y diccionarios antes de usarlas, no vale con haberlas escuchado en clase.

13. Lee. Lee como si no hubiera un mañana (bueno, si no hubiera un mañana seguramente no leerías, pero se ha entendido el concepto). Tranquilo, lo notarás en las primeras semanas al ver lo extrañamente largas que son las listas de "lecturas básicas". ¡Ánimo!

14. Renuncia a todas tus ideas. Sufrirás continuas crisis ideológicas y tendrás que olvidar todas las ideas preconcebidas. Todo lo que creías era falso.

15. Ten paciencia con las preguntas de los ajenos a la ciencia. Al decir que estudias Historia, tendrás que lidiar constantemente con ese "ya, pero ¿historia de qué?" Y con la no menos hiriente "¿Y eso para qué?"

16. Aprende a convivir con los cuñaos. La Historia es la ciencia que más y mejor se presta a los comentarios de cuñaos, principalmente porque todo el mundo se considera capacitado para opinar solo por haber visto una película o haber leído un libro. Tu título no servirá absolutamente de nada ante una persona que ha leído un libro de historia.

17. El título del libro no se corresponde con la realidad: ni "breve", ni "aproximación", ni "introducción", serán todos tochacos infumables aunque sean "breves aproximaciones al conocimiento de la agricultura española en el siglo XVII".


Te guste o no, tendrás que aprender a leer ese tipo de letra.
18. Siempre habrá alguien que pregunte por los dinosaurios. Ya sean los más valientes en clase al profesor de Prehistoria o tus interlocutores al conocer que estudias Historia, siempre alguien preguntará por ellos.

19. Eso que oyes no son aleteos de pájaros, son prácticas que vienen volando hacia ti. Cuidado con ellas. Para cuando estés confiado y creas que las prácticas no son nada del otro mundo, despertarás aplastado por montañas de papel. Y, por si aun no lo has notado, ningún profesor de Historia tiene muy claro qué es eso de "práctica".

20. Disfruta. A pesar de todo lo que hemos dicho, estás en una de las carreras más bonitas que existen y en uno de los mejores momentos de tu vida. Aprovecha y pásalo bien.


Tú al terminar la carrera


Si eres veterano, déjanos más consejos e ideas en los comentarios.

------

APOYA A AD ABSURDUM:

Si lees nuestro blog, escuchas los podcast o sigues nuestra actividad de la manera que sea, y además resulta que te gusta, puedes apoyarnos ahora mejor que nunca adquiriendo nuestra nueva obra, Historia absurda de España (pincha en el título para saber más). 
Por cierto, ahora también te puedes apuntar a nuestra lista de correo para que te lleguen todas las entradas y algunas que otras sorpresas (en la columna de la derecha, arriba).

¡Gracias!

1 comentario:

Con la tecnología de Blogger.